https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

sábado, 25 de junio de 2016

Abre tu corazon. Open your heart..

(Carta para una madre soltera..)

La vida la trato tan duramente; y tan mal, que se hizo una coraza tan dura, que en nadie confiaba; y cuando encontro a una persona, que se preocupaba por ella,no la creyo; y la ignoro ;y le aparto de su vida.. Y la comprendo; y entiendo.

Cuando un amigo nos traiciona, o alguien en quien pusimos toda nuestra confianza; nuestra forma de pensar cambia de manera total; de alguna manera el valor de la amistad.

 Muchas veces se ignora, o por lo menos se pretende ignorar, las circunstancias que una traición conlleva en sí misma, todo en una persona cambia, se alteran sus conductas, sus emociones; y sentimientos.


 Muy difícilmente, encontramos a alguien que no haya pasado por algún tipo de esta experiencia tan dolorosa; y muchas veces, hasta traumática, nos quejamos, nos sorprendemos, porque es tan difícil comprender que las personas nos fallen, no podemos evitar que nos traicionen, o traicionar porque como seres humanos somos falibles, egoístas; y hasta desconsiderados. Por naturaleza somos limitados; y estamos expuestos a cometer errores, algunas veces, aunque difícil de acertar; y también de aceptar, nos fallan porque también nosotros fallamos de alguna manera.


 La traición en sí es dolorosa; y más aún, porque en la mayoría de los casos, nos llega de las personas que más amamos, ya sea un amigo, una amiga, el esposo o de las dos partes. No se piensa en la importancia; y el valor de la amistad; y dependiendo de la naturaleza de la traición, se perdona la ofensa o simplemente la olvidamos, pero ya nada es igual. Cuando un amigo(a) nos traiciona dejamos de creer en él, o en ella, o en los dos. La traición es considerada un atentado alevoso; y ventajoso a los principios, a la dignidad; y a la confianza depositados en las personas que más amamos. Se genera en los traicionados, una ira, una impotencia; y una rabia muy grandes, muy difíciles de asimilar en los primeros momentos, puede producir deseos negativos de agresión; y venganza hacia el traidor, a parte de traer consigo, un gran dolor; y hasta la pérdida total de la autoestima, humillación, e impotencia que puede fácilmente arrastrarnos a la depresión.. (A.N.B.).. Abre tu corazon,la vida sigue.

lunes, 20 de junio de 2016

¿Somos mas los que no olvidamos, que los que olvidan??

Dicen que el tiempo es el mejor amigo del doctor Alzheimer, pero a mí me gusta añadir que la desmemoria se alía con los estúpidos, para que vuelvan a tropezar en la misma piedra. En España somos muy dados a linchar a nuestros presidentes de gobierno, mientras están en el ejercicio de su función, pero una vez que han muerto políticamente les hacemos muy buenos entierros, como recordaba el propio Rubalcaba, que a los más que llegó políticamente fue a vicepresidente; de un personaje que acredita el mérito de haber dejado a nuestro país hechos unos zorros; y a su partido para el arrastre.( y aun hay quien mantiene que zetaparo lo hizo bien).

Pedro Sánchez, sueña con ser amigo de Pablo Iglesias, pero se le ha adelantado Rodríguez Zapatero, que ha decidido hacer una pinza con el líder de Podemos para acabar de hundir al P/S.

A mí no me extraña en absoluto, que Rodríguez Zapatero le esté haciendo la puñeta a su propio partido; y que después de un período de prudente silencio haya regresado a la actualidad política, colaborando con el régimen de Maduro al hacer de intermediario de sus mensajes, con el preso de conciencia Leopoldo López; y dándole consejos a Pablo Iglesias sobre cómo puede fastidiar a Pedro Sánchez.



A José Luis (como le llaman los que todavía no le conocen demasiado bien). le habría gustado ser de Podemos, porque en el fondo fue un precursor de las ideas del movimiento que lidera Pablo Iglesias; y ya lo acreditó en su relación con Cataluña, en su odio visceral a la derecha democrática española, en su indisimulada fobia a todo lo que oliese a los Estados Unidos; y en su sectarismo indisimulado.

 Por eso Pablo Iglesias, ha declarado que Rodríguez Zapatero ha sido el mejor presidente de gobierno que ha tenido España; y a él se le ha hecho el culo Pepsicola.

Rodríguez Zapatero, es un personaje al que los socialistas no deberían olvidar; y los demás, tampoco, porque tiene vocación de dinamitero; y en su curriculum figurarán siempre los denodados esfuerzos que hizo durante su presidencia, por alimentar la división entre las dos Españas.


Su eslogan preferido era "los enemigos de mis enemigos, son mis amigos"; y actuó en consecuencia, aliándose con cualquiera, por despreciable que fuese; y creó escuela.

Creo que:

en el P/S el alma está dividida, entre los que tienen memoria , que son los más viejos; y el grupo de los jóvenes desmemoriados, que o no han leído la historia de este país, o el día que la explicaron no fueron a clase.

El Partido Socialista quiere dormir con su enemigo, aunque la experiencia le estalle entre sus partes blandas; y esa vocación suicida o dinamitera, proviene de la etapa en la que el nuevo amigo de Pablo Iglesias rompió con el pasado del P.S.O.E.(ahora ni obrero ni Español).

jueves, 16 de junio de 2016

Nunca des nada por perdido,siempre hay gente buena; y honrada..

Tengo la sensación, de que cuando les dedico estas líneas a los mariachis de tercera que tenemos, en España; y que se  ocupan de marear la perdiz por tierra, mar, aire; y televisión, no solamente pierdo el tiempo; sino que posiblemente aburra a quienes me leen.


Por eso busco otros asuntos; y a veces hasta los encuentro, para ponerle sonido a historias que nos reconcilian con nuestra condición humana, porque aunque es verdad que el hombre es un lobo para el hombre, con frecuencia también en buena gente.

La simpatía; y el respeto internacional que ha inspirado Mugica, se debe solo a una cosa: su coherencia heterodoxa, porque lo que ha hecho durante su vida política, es algo que no se estila. Fue un reflejo de lo que eran la gente sencilla de su país; y al abandonar la política continúa tan ligero de equipaje como cuando llegó al poder.

Él dice "que no es pobre, que es sobrio, que vive con lo justo para que las cosas no le roben su libertad".


Múgica, gobernó cinco años su país. Antes estudió, trabajo en su chacra, fue guerrillero, pasó once años en la cárcel, aislado, pagando sus deudas con la justicia; y la vida le enseñó que le basta con leer, escuchar palabras, si no son necias; y sonidos si son armoniosos.  Ahora, que ya no es presidente, ni diputado, camina acompañado de una perra que solo tiene tres patas, piensa en voz alta; y siente que su país lo es de gente honrada, con algunas excepciones.


No sé si los uruguayos están orgullosos de él, aunque deberían, pero a mí me habría gustado que fuese español ,(porque sus abuelos fueron vascos);  pero en estos tiempos una persona como él no tendría sitio entre nosotros, porque un inimaginable que un ex- Presidente de una nación, por pequeña que sean, no vaya en un Audi blindado; y cobre por sus consejos de alguna compañía multinacional.

La honradez no tiene fronteras.

viernes, 3 de junio de 2016

La nueva jentuza...

 "Mientras el hombre no deje de considerar al hombre como su enemigo, a derrotar; y la la mujer como su esclava,para dominar, el hombre no sera perfecto"(A.Pedrosa)..

Voy a confesaros una cosa: no quiero que mis gobernantes me sonrían. No, no es que ya me dé igual que lo hagan, es que prefiero que no lo hagan.Desde que recuerdo me están sonriendo, es casi la única parte de su función que todos hacen bien; y de tanto verla, esa sonrisa ha acabado por parecerme siniestra.

No quiero que quien me gobierna me sonría, ni que me ame, ni que se desviva por mi felicidad. Como no quiero que mi dentista me sonría, me ame o se desviva por mi felicidad.

Quiero que sea razonablemente eficaz, razonablemente honrado; y no demasiado caro.

Un político puede decirme que va a gobernar bien; y mentirme. Pero es al menos posible que diga la verdad. Pero si un político me habla de amor de sonrisas; y del sexo de los angeles, sé que tengo que prepararme para lo peor.

(A.N.B.), De los politicos nos guarde  Dios.

Hay que ver cómo han cambiado las cosas. Hace unos años cuando alguien se refería a otra persona, diciendo que era gentuza casi todo el mundo pensaba en un delincuente.

Posteriormente, cuando se popularizaron los llamados, programas del corazón; y comenzaron a pasearse por los platós de las televisiones algunos personajes, que vendían sus intimidades, entrevistados por periodistas; que por su comportamiento no se diferenciaban mucho de los tipos; y tipas con los que hablaban, el término gentuza se les empezó a aplicar a ellos.

Y ahora, que algunos políticos les han tomado el relevo; ha llegado el momento de definir con precisión a estos especímenes. En todas las sociedades existe la gente, la gentecilla; y la gentuza; y vive Dios que son bien distintos unos de otros.
Esta clasificación ética; y estética de las personas es mucho más precisa de lo que a primera vista podría parecer porque ser gente es sinónimo de dignidad; y a veces de excelencia; y significa la pertenencia a un colectivo que aporta algo de valor a la sociedad. El término gentecilla, en cambio se aplica a los "sin sustancia" que generalmente son aquellas personas con vocación parásita; que pululan por el mundo sin ninguna intención de aportar nada al bien común. Por lo general son inócuos: su estado de ánimo no les conduce a hacer nada, ya sea bueno o malo; y en el pecado llevan la penitencia, porque la oportunidad de vivir a costa de los demás se les agota más pronto que tarde.

Cuando llega ese momento, en el que ya no pueden vivir del cuento, algunos se especializan; y dan el paso definitivo para convertirse en gentuza.

Este tipo de especímenes, adquiere esa condición a pulso o a puro huevo porque, aunque en algunos casos lo son de nacimiento o por vocación, hay quienes se entrenan para lograr escalar puestos en el escalafón; y para ello pasan a militar en alguna organización da hoc...El único inconveniente que tiene ser gentuza, es que algunas veces tienen que trabajar en favor de alguna causa violenta; o coercitiva, haciendo escarches, tirando piedras, quemando contenedores o llamando fascista, a quien se oponga a sus pretensiones, aunque sea la policial; y a la la ley les exige, que proteja a los agredidos.

Aunque siempre ha habido en nuestra sociedad, esos tres tipos de ciudadanos, los que hacen más ruido son los terceros, porque tienen más tiempo; y menos límites morales para comportarse como desalmados. Vivimos unos tiempos en los que si se es gentuza se encuentra un hueco más fácil en la política nacional.

(A.N.B.). De las gentuzas nos guarde Dios...