https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

miércoles, 15 de marzo de 2017

"Morir o vivir ese es el verdadero dilema".

El hombre nace sin dientes, sin pelos sin ilusiones; y muere lo mismo:


"sin dientes, sin cabellos; y sin ilusiones".

Morir de tristeza es una expresión popular, aunque: ¿es posible morir de dolor psíquico?.

 Llevo mucho tiempo escribiendo e investigando sobre ello;y os contaré lo que he descubierto.


Para comenzar, una de pregunta; que me surgen sobre este tema es:¿Por qué a veces unos de los miembros de la pareja muere al poco tiempo de haber fallecido el otro?. 

Yo creo; y pienso, que no se puede morir directamente de tristeza, pero si indirectamente:

Cuidado con lo que te diagnostican; y con tu actitud,esta claro que tu actitud influye en tu salud.


 La investigación ha demostrado, que las actitudes que tienes ante la vida provocan una serie de reacciones;

 y neuroendocrinológicas, que influirán positiva o negativamente en tu organismo.

Vi una película que me ilustro sobre ello.



Narraba la historia de un drogadicto, al que le diagnostican SIDA; y le dan un mes de vida.


Sin embargo, el no esta de acuerdo con los doctores; y lucha por sobrevivir, logrando

sobrevivir 20 años más..¿Hasta tanto influye tu actitud? Pues si.


Y por otra parte se han observado personas, a las que se diagnóstico erróneamente un cáncer;

 y murieron al poco,tiempo. ¿Estará esto relacionado con los mitos urbanos, de supuestas videntes que;

 adivinaron una muerte próxima?.

Algunas esposas, o esposos, que pierden a sus compañeros, se dejan llevar por la depresión; y más tarde

 mueren también.


Algunos datos, es un poco difícil afirmar, o negar de forma contundente; si se puede morir de tristeza

 o depresión. Si yo me tuviera que decantar, diría que si; y ahora lo argumentaré.


En la sociedad actual, los tratamientos; y evaluaciones se centran en las "enfermedades físicas",


 porque son más fáciles de detectar, aunque si tenemos en cuenta los siguientes datos,


 es evidente que las enfermedades mentales, son igualmente de importantes; y particularmente la tristeza:


Entre los casi X millones de casos de trastornos mentales, existentes hoy día en el mundo,

la mayoría está compuesta de personas con trastornos del humor, o depresión.


Más de un millón de personas, mueren cada año por suicidio; y esta es la segunda causa principal de muerte


 entre personas de 18 a 30 años de edad, según la Orrganización Mundial de la Salud, (se trata de la segunda causa


 de muerte).


En China (según estadísticas), se quitan la vida 350.000 personas al año.


Es la primera causa de muerte en jóvenes.


Las personas con enfermedades mentales graves, como una depresión mayor, (tristeza extrema). tiene 3 o 4


 veces más de probabilidades de morir prematuramente.


Estos datos no muestran que la tristeza en si misma provoque la muerte, pero si puede llevar a ella,


 ya que hay diversos padecimientos, que se pueden dar junto a la depresión:


 enfermedades del corazón, diabetes mellitus,hipertensión arterial, desnutrición, enfermedad de Parkinson,


 síndrome de intestino irritable, trastorno de ansiedad, suicidio e ideación suicida; y complicaciones en


 el tratamiento de cáncer, entre otros.


Y para terminar: tenemos, la "muerte incapacitadora" 



Ya  he dejado claro, que la depresión o tristeza extrema, si puede provocar la muerte, pero también puede


 provocar otro tipo de muerte; la in-capacitadora.


Por otro lado, la depresión es ya, la principal causa de invalidez en el mundo, siendo 150, millones


 de personas las que la padecen; y se estima que para el año 2020, será la segunda causa de baja laboral


 en los países desarrollados. Con depresión mayor, es difícil relacionarse, trabajar o algo tan simple


 (para las personas sanas), como levantarse de la cama.


¿Y ustedes que opináis? ¿Creen que la tristeza puede llevar al fallecimiento?.


(Las crisis forman parte de la vida).


Todas las personas, en un momento u otro atravesamos situaciones difíciles,


problemáticas incluso límites a lo largo de la vida.


A veces vienen de una en una; y otras varias a la vez sumiéndonos en estados de confusión,


 angustia, enorme tristeza; y sin ganas de vivir.


 No es infrecuente que alguna vez, en las situaciones límite, se nos haya pasado por la mente la duda,


 entre morir o vivir.


 Sin embargo,solo algunas personas, recurren al suicidio como forma de salida; de ese laberinto loco


 que enturbia la mente, otras buscan salidas; que les permiten afrontar la dificultad fortaleciéndose,("en mi caso la escritura").


 en cada punto del camino;


 y capacitándose para salir a un sitio nuevo de sí mismos.


Querer morir o vivir, en una crisis suicida, ¿qué es lo que hace la diferencia entre el deseo de vivir;


 y el de morir?.


La vinculación; y el sentimiento de pertenencia, son el alimento del deseo de vivir,


querer morir o vivir.


Conocí a una persona: que estaba sometida a diálisis; y me hablo en una ocasión,de su idea


convertida,en deseo de quitarse la vida; y respondía a mi intento de reflejarle el dolor


que supondría para su familia su muerte, diciéndome lo siguiente: "No le importará a nadie, mi mujer;

y yo hace años que dormimos en camas separadas, apenas nos hablamos, solo nos soportamos porque no hemos

tenido el valor para,romper nuestro matrimonio; y ademas:mis hijos ni me preguntan cómo estoy; y cuando se

 refieren a mí

lo hacen en términos despectivos.

 No tengo amigos que me visiten, ni trabajo por realizar porque esta enfermedad me impide trabajar.

¿Qué hago aquí?. Solo soy un estorbo, viviendo sujeto a una máquina que limita mi vivir diario; y sobre


 todo, ¡"estoy tan solo"! Ya no quiero vivir.


 "Para mí, vivir es morir".


Yo pienso; y creo: que la dimensión social del hombre, es fundamental para su desarrollo como persona.

 Necesitamos, sentirnos pertenecientes e integrados en un sistema; y a partir del cual desarrollamos

 nuestra identidad personal.Cuando no es así, cuando es la desvinculación, o el desarraigo el que domina

 la relación con el,entorno personal, aparece el aislamiento, que se manifiesta en la falta de interés por

 los demás, la comunicación escasa; y deficiente, el encerramiento en sí mismo, favorecido por el

 fortalecimiento,de mecanismos de defensa, que acrecientan el muro ante la vida; y el deseo de morir.

 Yo he sentido muchas veces este sentimiento; y he pensado muchas veces en lo bueno que seria

 quedarme dormido;y no despertar.

(Antonio Pedrosa)..