https://youtu.be/maM5QI3REw8

Mi foto

Soy sincero, y por ello me gusta que lo sean conmigo, hay cosas que no se pueden fingir,cuando se esta solo, como son el dolor; y los sentimientos..

lunes, 31 de julio de 2017

Un poeta loco.

http://volney.org/

Mi reflexión sobre "El quijote"
Creo que si D. Alonso Quijano, levantara la cabeza, comprobaría, que aquellos locos románticos;
y deshacedores de entuertos, desaparecieron con él. 
Alonso Quijano..

Yo creo sinceramente, que don quijote, era un "poeta loco" adelantado en su tiempo.
Dice la historia, que aquel hidalgo castellano, de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco;
y galgo corredor: le ocurrió lo nunca visto.
"Se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro;
y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir; y del mucho leer, se le secó el cerebro,
de manera que vino a perder el juicio".
Así es como lo describe Miguel de Cervantes,de la manera en que Alonso Quijano se volvió loco.
Ese párrafo, ha dejado en el imaginario popular, la idea de que al castellano lo enloqueció
la cantidad de libros de caballería que devoraba.
Aunque yo creo que no fue tanto por la cantidad de libros que leía; Don Quijote de la Mancha;
fue, más bien su interés por encontrar sentido a aquello que leía.

yo al leerlo recuerdo; que el hidalgo era aficionado a la prosa compleja; y con requiebros.
Con estas; y semejantes razones perdía el pobre caballero el juicio; y desvelábase por entenderlas;
y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara ni las entendiera el mismo Aristóteles,
si resucitara para solo ello. Yo creo que;
no alucina cuando ve gigantes donde hay molinos, porque alucinar es ver lo que no existe; y él lo confunde.
Más bien, Alonso Quijano delira.
Sufre delirio de grandeza cuando nombra a Sancho gobernador,
de la Ínsula Barataria. Padece un delirio de eros, cuando cree que Dulcinea del Toboso,
se muere por su esquelética figura.
Pero quizás: si un hospital de psiquiatría: Alonso Quijano entrase mañana
en la consulta, del "Hospital de psicriatia de Sevilla",
le diagnosticarían una actitud psicótica reactiva.
 Ningún, psiquiatra de nigun servicio del Hospital Psiquiátrico,
 ingresaría al caballero andante en un manicomio.
 Creo que lo mandaría a un hospital general, a la unidad de psiquiatría de agudos, donde estaría una estancia corta
 en el hospital; y para casa.
D. Alonso Quijano, padecía una actitud psicótica; y eso significa, que un paciente pierde la noción de la realidad.
Y eso es la psicosis.Y ni con el valioso bálsamo de Fierabrás, ni ningún ungüento del siglo XVI,lo habrían sanado.
 Yo creo que una terapia, combinada para sanar al desfacedor de entuertos,por un lado, medicación con ansiolitios,
 a dosis bajas, que son pastillas tranquilizantes para contener el cuadro psicótico.
 Por otro lado, psicoterapia, o sea, hablar; y hablar con el paciente,
 para que haga lo que se llama terapia "insit", es decir, que descubra;
 y comprenda qué es lo que le provoca su comportamiento.
Así; y que al ser consciente, se puede curar.
 En la experiencia clínica, han encontrado pacientes a los que les ocurre.
En su lecho de muerte, Cervantes dibuja al caballero postrado en su lecho de muerte.
 Allí, confiesa: "Dadme albricias, buenos señores, de que ya yo no soy don Quijote de la Mancha,
 sino Alonso Quijano" (...). Ya me son odiosas todas las historias profanas de la andante caballería,
 ya conozco mi necedad; y el peligro en que me pusieron haberlas leído, ya, por misericordia de Dios,
 escarmentando en cabeza propia, las abomino". Y muere sano.
 Por eso, hay quien postula: que Cervantes no quería detallar un cuadro clínico de una enfermedad; y que
más bien hace un compendio de la psicopatología de la época.
En otras palabras, tiene muchos pequeños síntomas.
Si hubiese sido un enfermo severo, seguiría comportándose igual,según establecería un psiquiatra.
Por todo,esto yo pienso; y creo que fue un maravilloso personaje, con connotaciones de locura,
pero una locura que en el fondo tenia razón.(Antonio  Pedrosa..)..

domingo, 30 de julio de 2017

Amo a una mujer casada.¿que puedo hacer?.

http://volney.org/

¿Es pecado enamorarse de una mujer casada?.

Esto fue lo que me contó, un amigo:(hace años) y hoy quiero compartir con ustedes: aunque yo no soy dado a dar consejos;
pero en este caso quiero expresar mi opinión.
Por supuesto entiendo que, debe ser una situación difícil,
donde los sentimientos, pueden conducir a decir; y hacer, cosas que podrían complicar la vida.
Los hombres; y mujeres casados, que se involucran en una aventura, en un momento;
u otro pueden llegar a tener dificultades para controlar sus emociones,
es algo casi inevitable, por eso, es importante que aprendan a controlarse,
si se sienten involucrados, (o desean involucrarse), con una mujer casada.
Habiendo dicho esto, permitirme decirles lo siguiente:
no se puede pedir que no se enamoren de una mujer casada.
Después de todo, es la vida; y son los sentimientos.
Antes de terminar, dejo estos consejos:
Mi teoría (quizá incierta): es que para lograr que una mujer casada se enamore de ti,
simplemente debes  animarla; y apoyarla en lo que la hace sentir feliz; y realizada.

Muchas mujeres casadas, suelen vivir una vida insatisfecha, ya que hacen muchos sacrificios por sus esposos, hijos, familiares;
y amigos, sin que estos sacrificios sean valorados por sus cónyuges.
Tu objetivo como seductor, es hacer que esa mujer casada se sienta cómoda cada vez que esté contigo,
para que pueda desplegar sus alas; y ser libre.
Amala dándole el espacio, el tiempo; y la oportunidad de ser realmente ella misma,
libre de sus papeles de esposa, madre, hermana, hija, etc.etc.

Amarla no significa sofocarla,deja que  extienda sus alas, pero no pretendas volar con ella todo el tiempo,
si sabes a lo que me refiero;(no la agobies).
Algunos hombres descuidan a sus esposas, mientras que otros, (que no son sus esposos), las "agobian".

Cuando estés saliendo con una mujer casada, hazle pasar un buen momento;
y dale lo que ella quiere; y necesita, pero no pretendas estar siempre encima de ella; y recuerda que ella está casada.
 Es posible que estés enamorado de ella; y ella de ti, pero no debes olvidar que ella pertenece a otro hombre.
Toma en cuenta que no es fácil para una mujer casada, llevar una vida paralela a su matrimonio, con su esposo, hijos;
 y todas las responsabilidades que eso implica.
No puedes esperar que esté contigo a cada rato, piensa que estás en su vida para ser un alivio no para ser una carga más. 
("Sientas lo que sientas, mantén tus sentimientos bajo control")
(Antonio  Pedrosa)."Aprende a enamorar a una mujer, casada, pero también debes aprender cuándo es el momento de retirarte".

sábado, 22 de julio de 2017

God bless Blesa...

http://volney.org/

Hace ya muchos años;y en el pueblo donde me crié: Alcála del Río. (Sevilla)
la guardia civil,encontró en el "lejio" (extrarradio del pueblo), el cadáver del padre de un amigo mio,
que se había pegado un tiro en la sien.
Era un hombre culto, inteligente; y brillante: que no soportó que un mes antes hubiese fallecido su padre.

Aquel día fui al velatorio con la curiosidad ver su cadáver; y fue la primera vez en mi vida que, mire fijamente
los ojos abiertos de un muerto; e intenté comprender cómo había tenido los redaños, de decidir acabar con su vida,
porque hacen falta muchos "cojones", para matarse a sí mismo, sin que una enfermedad grave;
 y dolorosa te esté amenazando.
Desde aquel día, he vuelto a mirar a la cara a otros muertos;
y ninguno me  impresiono tanto, porque todos se habían ido sin pretenderlo; y
porque solo él eligió el momento; y la forma de jugar a ser Dios.
La muerte, es la pasión que más presente estará en mi biografía,(si algún día la termino)
porque sera la única verdad demostrable; (y cuando escriba mi libro),(si lo escribo), es por eso
 que en el libro que he leído "El honor de los muertos",os citare una frase de Manuel
 Chaves Nogales, que aparece en el libro que escribió sobre el maestro Juan Belmonte,
 refiriéndose a su suicidio:
"¿Qué sabe nadie, lo que pasa por la cabeza de nadie cuando decide ser nadie?".

No soy yo quien, hacerle ni siquiera una sugerencia,al maestro Eduardo,así que como decimos
por el Sur: "yo no le echo cuentas a la gente, que no dispone ni de un minuto en su vida,
para sentir piedad por un prójimo, que ha muerto descerrajándose un tiro
aunque haya sido un miserable, porque hay quienes no conocen otra forma de pedir perdón".

Muchas veces, he imaginado; (y me gustaria que así fuera):
que cuando me vaya, me gustaría que algo de mi quedase entre las cenizas,
(aunque solo fuera en el recuerdo de los amigos).
Y  que pasados los años, alguien que no me conoció pudiera decir:
"posiblemente fue una buena persona", pero ya sabes, amigo que algunos ,
 a ratos, tenemos un ataque de ingenuidad.¿Soy un ingenuo?..

domingo, 16 de julio de 2017

"Me podrás quitar la guitarra , pero no lo que he tocado , compadre".

http://volney.org/.

La libertad, es mucho más que un estado de ánimo, pero no deja de serlo;
 y por eso solo son capaces de valorarla, los que alguna vez no la tuvieron,
 porque alguien se la robó por la fuerza; y al recuperarla se abrazan a ella; y la defienden con su propia vida.

Cuando alguien, menor de cuarenta años, afirma que las personas mayores en España,
 son una rémora para el cambio político; y quieren borrar la memoria viva del inconsciente colectivo,
 esta despreciando lo que desconocen,  porque solo sabe el valor del agua quién tiene sed;
 y no encuentra un pozo.
A veces, cuando puedes hablar con alguien; que no lleva en el bolsillo del pantalón,
 el lema de las respuestas preestablecidas, para defenderse del riesgo de los librepensadores,
 resulta posible, llegar a coincidencias de cómo defender el valor de la libertad,
 frente a quienes la ponen en riesgo, o simplemente no la aman, porque creen que pueden convertirla
 en un derecho discriminatorio o selectivo.
Lo que ignoran, es que en un sistema como el que ellos sueñan; sólo son libres los dirigentes,
 no todos; y sus colaboradores, no todos, hasta que alguno cae en la tentación,
 o comete el error de disentir de la doctrina oficial; 
y en ese momento se convierte en un apátrida, aunque tratándose de la cuadra de intelectuales,
 de pacotilla en los que pienso, ninguno de ellos daría el nivel.

 Leí una frase escrita de un sabio filósofo; y hábil disfrutón de las pocas cosas buenas

 que merecen ser conservadas; y se la he robado porque en el fondo habla de la libertad,
 que reside en el alma; y la memoria de quienes alguna vez no la tuvimos; y la añorábamos.
(A.P.C.) Antonio  Pedrosa)..